Historia del Municipio

Puente Nacional resultó ser un paso necesario de Xalapa a Veracruz en el siglo XVI, los españoles establecieron una venta sobre el camino que iba de La Antigua a la ciudad de México.

Esta venta recibió el nombre de la ventilla, cuyos límites llegaban al camino que conduce al pueblo de San Antonio de Huatusco, que actualmente conocemos como Conejos. Los límites de la ventilla llegaban hasta el poblado de Guayabal del Municipio de Paso de Ovejas.

A partir del año 1600, la ciudad de Veracruz se trasladó de La antigua a donde se encuentra actualmente. El tráfico de literas entre Veracruz y México inicio su recorrido pasando por la venta de Paso de Ovejas. El río de Puente Nacional se convirtió en el principal obstáculo para el paso. Existieron dos lugares mas o menos apropiados para cruzar, allá por los siglos anteriores al XIX que se denominaron La Barca y Paso de la Tropa para llegar al poblado de Paso Mariano, que comunicaba a San Antonio de Huatusco hoy Conejos y otros lugares que pertenecían a la intendencia de Veracruz y que precisamente el río servía de lindero donde partían términos con la intendencia de Xalapa.

El problema de cruzar el río fue resuelto a principios del siglo XIX, entre 1800 y 1806, época en que don Diego García Conde, construyó el puente del rey con los planos de Manuel Tolsá y la ayuda del general José Rincón y su hermano Manuel.

Al estallar la guerra de la independencia, el Puente del Rey fue motivo de disputas entre insurgentes y realistas; aquí libraron escaramuzas los insurgentes Nicolás Bravo y el general Guadalupe Victoria en contra de los realistas.

En el año 1814, el general Guadalupe Victoria fue nombrado por los insurgentes jefe de las operaciones militares en la provincia de Veracruz; este insurgente concentró sus tropas por mucho tiempo en el Puente del Rey.

El 24 de julio de 1815, el general brigadier Fernando Miyares y Mancebo, militar realista que había nacido en la ciudad de Caracas Venezuela, atacó la posición que tenía el general Guadalupe Victoria con un batallón realista llamado Cuatro Ordenes, con mayor número de hombres y armamento.

El general Miyares derrotó a las fuerzas militares del general Guadalupe Victoria destacamentados en el Puente del Rey tras encarnizada y sangrienta batalla, por lo cual el puente quedó por un tiempo bajo control realista. Las fuerzas insurgentes estaban acuarteladas alrededor del puente, en los cerros, en las cuevas  y laderas de los lugares que hoy se conocen como el fortín y el Nopo.

El 8 de diciembre de 1815, los españoles empezaron el ataque a los cerros, lugares donde se encontraban atrincherados los insurgentes, hasta que por la tarde de ese día las tropas del general Guadalupe Victoria tuvieron que abandonar sus posiciones y escapar hacia el rumbo de la barranca de Acazónica, dejando el campo de batalla y los cerros en manos del general Miyares y Mancebo.

Este general mando inmediatamente a levantar un fuerte en el cerro, en la margen izquierda del río, al que puso por nombre Fernando VII en honor del rey de España y en donde todavía se admiran los vestigios de ese fuerte. También levantó otro fuerte en el cerro que se conoce como El Nopo y que le puso por nombre La Concepción, en honor del día 8 de diciembre, fecha en que fue la batalla y que se conmemora una fiesta religiosa que lleva por nombre el de la Virgen de la Purísima Concepción. Durante estos agitados años la posesión del Puente del Rey cambió constantemente de un bando a otro, hasta que a partir del año 1817 quedó dominado por las fuerzas realistas hasta la consumación de la independencia, acontecimiento que se llevó a cabo el 27 de septiembre de 1821. En esta fecha es nombrado jefe de operaciones militares en el puerto de Veracruz el coronel Antonio López de Santa Anna, quedando bajo su dominio.

En el año 1822, el señor Joel Robert Poinssett en su libro Te odio México admira la construcción del puente y describe las chozas que servían de vivienda a sus habitantes. También hace mención de la iglesia de la Inmaculada Concepción, patrona religiosa del pueblo y que en esa época tenía categoría de Parroquia y cuyas ruinas quedan dentro de los límites del panteón municipal. Esa parroquia posteriormente  por razones importantes fue trasladada a la población de Paso de Ovejas. Como mudos testigos del pasado también se admiran a un costado de la carretera nacional en el poblado de Puente Nacional los muros donde los arrieros cambiaban sus recuas para proseguir su camino hacia la ciudad de Xalapa, pasando por el fuerte de Plan del Río y la garita de corral falso. En esa época de efervescencia política provocada por la Independencia de México, el Puente del Rey cambia de nombre, recibiendo primero el nombre de Puente de la Republica, para posteriormente adoptar el nombre con el que se le conoce actualmente, Puente Nacional en 1824. El 10 de diciembre el general Guadalupe Victoria es electo presidente de México, quedando por ese hecho toda la costa central del estado de Veracruz en manos de su amigo don Antonio López de Santa Anna, quien adquiere terrenos y haciendas, por lo que Puente Nacional se convierte en una de sus haciendas mas famosas, cuyas ruinas aún perduran y en cuya hacienda tuvo la intención de asentar los poderes nacionales en una de las tantas veces que fue presidente de México, por lo estratégico del lugar y por las constantes asonadas que había de las fuerzas armadas.

En esta parte de la historia de Puente Nacional nació el municipio con este nombre por decreto numero 41 del día 25 de octubre de 1892, en el que se ordena que la cabecera municipal se debió establecer en El Crucero; se dice que los poderes estuvieron en diferentes congregaciones entre las que se encuentran Chichicaxtle como cabecera municipal y aunque el palacio ostenta la fecha de 1911, no es sino por decreto del año de 1938 cuando ya se asienta definitivamente en Puente Nacional.

Durante los años de 1916-1917, los campesinos de Puente Nacional formados en su mayor parte por jornaleros y acasillados de las haciendas empezaron a agitarse con el ideal de adquirir tierras como justo reclamo de la Revolución Mexicana, emanado de la constitución de 1917. Estos campesinos iniciaron una lucha desigual en contra de los hacendados dueños de las tierras y vidas.

En el año de 1918 en el poblado de Tamarindo hubo enfrentamientos que dejaron como resultado la quema de trenes y la mayor parte del pueblo. Otros acontecimientos fueron los hechos sangrientos del 9 de marzo de 1923 en el poblado de Puente Nacional, entre las fuerzas Federales defensores de los latifundistas e inconformes agraristas que apoyaban la creación de una organización campesina, la que el 23 de marzo de 1923 recibió el nombre de Liga de Comunidades Agrarias; esta organización campesina como respuesta a las demandas campesinas fue auspiciada por el gobernador de esa época, coronel Adalberto Tejeda Olivares, quien apoyó a líderes de la talla de Ursulo Galván Reyes y sus seguidores; José Cardel Murrieta, Isauro Acosta García, Antonio Marroquín Carlón, Francisco García Ochoa, Cecilio bayona, Rosendo Ortiz, los hermanos Salamanca, Nabor y Pino Domínguez Colorado de Mata de Jobo y en Guayabal y Paso Mariano, Darío Pérez y Cirilo Pérez Islas.

El palacio municipal de Puente Nacional fue construido originalmente en 1911, siendo presidente municipal Carlos Corral. El gobierno del general Lázaro Cárdenas del Río construyó la carretera nacional México-Xalapa-Veracruz, dando al poblado de Puente Nacional una envidiable comunicación al pasar la carretera por su territorio.

En el año de 1945 se construyó la escuela primaria rural José Azueta así como la carretera que va de Tamarindo a Cardel en 1953. Siendo gobernador del estado el Lic. Marco Antonio Muñoz T. se inauguró la energía eléctrica en la cabecera municipal; posteriormente se introdujo a Chichicaxtle y el Palmar.

Bajo el gobierno del Lic. Antonio M. Quirasco se construyeron las carreteras del Palmar y Naranjos. Actualmente existen escuelas primarias en todas las poblaciones del municipio de Puente Nacional, 11 Telesecundarias y 2 Bachilleratos.

Durante el gobierno del Lic. Rafael Hernández Ochoa, en el año de 1978 se obtuvo la comunicación telefónica entre la cabecera municipal con la red nacional, extendiéndose este servicio a Chichicaxtle y Paso Mariano.hichicaxtle y Paso Mariano.

Comments are closed.